Sergio Ramos y Pilar Rubio se han adelantado al día de Reyes para regalarse un capricho: una piscina de arena. Tal y como informa el portal Vanitatis, la pareja ha decidido mejorar su hogar de La Moraleja con esta nueva adquisición que no está al alcance de todo el mundo.

Y es que este tipo de piscinas cuesta entre 11.000 y 20.000 euros, y su instalación lleva más o menos un mes de tiempo. Además, requieren un mayor espacio que la piscina convencional y es necesario que se realice un vaciado de arena cada cuatro años para que esta no se disgregue, tal y como informa el mismo medio.

Sea como sea, lo que sí es cierto es que desde que la periodista llegara a la casa del jugador del Real Madrid, las obras han sido una constante. Tanto es así que incluso tuvieron que trasladarse a una exclusiva casa en La Finca mientras que ponían su casa a punto.

¡Seguro que ahora tienen un lugar idílico en el que criar a sus hijos, Sergio y Marco!