Iker Casillas se encuentra en pleno proceso de recuperación tras sufrir un infarto de miocardio durante un entrenamiento y su mujer, Sara Carbonero, acude cada día al hospital donde se encuentra para estar junto a él en estos momentos tan duros.

Aunque el portero se encuentra mejor, tal y como demostró cuando le gastó una pequeña broma a la periodista, lo cierto es que la pareja necesita todo el apoyo posible.

Por eso mismo, este fin de semana, Sara ha recibido visita de lo más inesperada y emocionante que seguro que ha conseguido recargarle las pilas. En el vídeo de arriba te contamos todos los detalles de esta visita.

...

Seguro que te interesa...

Iker Casillas bromea con Sara Carbonero y demuestra que se encuentra mejor.