Para gustos los colores y en la familia Beckham hay de todo un poco. Los hijos de David y Victoria Beckham tienen aficciones muy dispares y es que si Brooklyn quiere dedicarse a la fotografía, Cruz prefiere la música.

Ahora Romeo disfruta de unos días con su padre en la localidad mallorquí de Manacor donde aprovecha para aprender un poco más sobre el deporte que tanto le gusta: el tenis.

El joven, con tan solo 14 años, está muy interesado en este deporte. Como podemos ver en unas fotos que ha publicado en Instagram, el joven está pasando unos días donde aprende los secretos del tenis con otros compañeros de su edad en la escuela de Rafael Nadal. El pequeño ha contado con una compañía muy especial, Grigor Dimitrov, número 13 del mundo con el que ha podido compartir unos pases.

Por otro lado, su hermana Harper ha disfrutado del día de su cumpleaños como una princesa en el Palacio de Buckingham con todas sus amigas. Una sorpresa muy especial que ha podido compartir con su padre y su abuela.