La Roja acaba de estrenarse con buen pie en la Eurocopa 2016. Un encuentro que ha vivido a pie de campo Romarey Ventura, la novia de Jordi Alba, que tras unos días en Ibiza con Anna Ortiz y Melissa Jiménez, las mujeres de Iniesta y Marc Bartra respectivamente, ha viajado hasta Toulouse para estar cerca de su chico en el debut de la selección en este campeonato.

Desde luego, la joven fue todo un talismán para el equipo, que acabó ganando a la República Checa con un gol de Piqué en el minuto 87. Una victoria muy celebrada por esta rubia que animó como la que más desde las gradas, mientras llevaba puesta la camiseta de la selección con el número 18, el mismo que lleva Alba.

Y si Piqué pudo disfrutar de la victoria jugando unos minutos con su hijo Milan en el campo, Jordi también celebró con su chica por un tiempo corto, el justo para que Romarey le deseara lo mejor del mundo y que llegue lo más lejos posible en la competición.