Parece que las mudanzas no traen nada bueno para Desiré Cordero. Cuando la modelo se trasladó a Valladolid para estar al lado de Enzo Rennella, su relación se torció y ahora que se ha mudado a Madrid por su posible relación con Cristiano Ronaldo, su historia se habría truncado ya que el futbolista no ve con buenos ojos que se haya filtrado a la prensa las visitas de la exmiss España a su casa de La Finca.

"No se sabe qué va a pasar. Tampoco tenían nada serio. Han estado viéndose y poco más", asegura el entorno de la modelo a El Mundo. A pesar de su amistad especial no se había consolidado, Cordero ha sido la primera en ser la candidata a convertirse en la novia oficial de CR7 después de que el astro rompiese con Irina Shayk hace más de dos años.

Los mismos que hace que Desiré conoció a Cristiano en un evento deportivo gracias a su entonces novio, Álvaro Hierro. La maniquí acompañó al hijo de Fernando Hierro pero en aquel momento ambos tenían pareja y hasta ahora la química entre ambos no habría surgido. Aunque ninguno de los dos han confirmado su posible relación, el vídeo del ex de Corderó, Rennella, mofándose del gesto de CR7 cuando mete un gol confirmaba lo que era un secreto a voces.