Ha sido el protagonista de grandes titulares, siempre relacionados con su trabajo, sin embargo, hace dos semanas las redes sociales y los medios de comunicación enloquecieron con el cambio de look de Rafa Nadal. El tenista dejó atrás su larga melena, con la que había alcanzado el éxito, para lucir un pelo más cortito y repeinado, aunque más tarde se supo que se había sometido a un tratamiento capilar.

No ha sido hasta ahora cuando hemos podido comprobar lo bien que le sienta este cambio, pues aunque había aparecido en público en repetidas ocasiones, siempre llevaba una gorra puesta. Nadal ha acudido a un torneo benéfico de Golf, para unir sus fuerzas junto al golfista Chema Olazábal, en Palma de Mallorca.

Rafa Nadal junto a Chema Olazábal | Gtres

Fueron los fans y los seguidores del mallorquín quienes se dieron cuenta de la nueva imagen del que a día de hoy es considerado como uno de los mejores jugadores de la historia. La prensa se hizo eco de la noticia y, gracias a los selfies que se hacía junto a sus followers, pudimos ver un ápice de su nuevo estilo.

Sin embargo, según ha informado La Otra Crónica de El Mundo, este corte de pelo no es algo casual, ni tampoco se debe a que Rafa quería cambiar su look, sino que se ha sometido a un implante capilar, en una clínica madrileña. Según informa también el medio, los resultados tardarán varios meses en notarse. ¡Pero está guapísimo!