Rafa Nadal está pasando su confinamiento durante la cuarentena por el coronavirus en su impresionante mansión de 1.000 metros cuadrados en la zona de Porto Cristo, en el municipio de Manacor (Mallorca).

Muy reservado con su vida privada, tanto él como su esposa, Xisca Perelló, siempre se han mantenido al margen de lo que no sea estrictamente profesional. De hecho su boda hace unos meses contó con unas extremas medidas de seguridad para poder vivirla con la mayor intimidad posible

Pero ahora, debido al momento que estamos viviendo por la crisis del coronavirus, Nadal va mostrando poco a poco su hogar. Ya sea cocinando, entrenando o relajadamente en el jardín, lo cierto es que podemos ver que su casa es espectacular.

Nadal la compró en 2013 por cuatro millones de euros. Pertenecía a los herederos de una de las dueñas de las Cuevas del Drach, y cuenta en total con 7.000 metros de parcela frente al mar.

¡Dale arriba al play para ver las imágenes!

Seguro que te interesa...

El sensual segundo vestido de Xisca Perelló en su boda con Nadal