Hace unas semanas Fernando Verdasco y Ana Boyer contraían matrimonio en una paradisiaca isla caribeña en la que ha sido una de las bodas más mediáticas del año. La pareja estaba pletórica pues la boda fue preciosa y estuvieron acompañados por sus seres queridos.

Pero esa felicidad no podía durar para siempre y Verdasco ha comenzado el año con un traspiés profesional. Ha sido eliminado del torneo de Doha en octavos de final por el ruso Andrey Rublev en un partido bastante reñido. Esto es una mala señal para el tenista pues el torneo de Doha es la preparación para uno de los torneos más importantes que se avecinan: el Open de Australia.

Fernando está intentando recuperar el nivel que tenía antaño y que le llevó a ser uno de los mejores tenistas del mundo, motivo por el cual, su ahora mujer decidió dejar su trabajo para acompañarle en todos los partidos que disputase. Verdasco se encuentra ya en su recta final en su carrera como tenista.