Pilar Rubio y Sergio Ramos ya se han reincorporado a la rutina tras una boda de ensueño y una luna de miel impresionante en Costa Rica. De hecho, el capitán del Real Madrid se encuentra actualmente en Montreal entrenando con su equipo, mientras la presentadora sigue disfrutando del verano en compañía de sus tres pequeños. Aunque eso sí, han encontrado tiempo para dedicarse unas románticas palabras con motivo de su primer mes de casados.

Sin embargo, hay un hecho que puede empañar su felicidad, y es que el Ayuntamiento de Alcobendas ha decidido sancionarles con una multa de 250.000 euros por haber talado varias decenas de encinas en su casa de La Moraleja. Además, Aguileña de Inversiones SL, empresa de Ramos, ha sido obligada a plantar el triple de árboles.

La pareja compró la casa en julio de 2017 por medio de una subasta millonaria, y actualmente se encuentra completamente en obras, ya que decidieron tirarla abajo y volver a construirla a su gusto.

Seguro que te interesa

La foto que le hizo Sergio Ramos a Pilar Rubio y que tanto le gusta a la presentadora