Pilar Rubio y Sergio Ramos han huido del frío de Madrid y han puesto rumbo a un sitio más cálido para pasar las Navidades. La verdad es que el 2017 ha sido un año muy bueno para la pareja, no sólo por los éxitos profesionales que ambos cosechan sino porque han recibido la feliz noticia de que Pilar se encuentra de nuevo embarazada del que será su tercer hijo.

Por eso han querido celebrar un año tan bueno como se merece, relajándose en la playa o tomando el sol en un barco, como podemos ver en las imágenes que han publicado en sus redes sociales.

Además, Pilar ha querido rendirle un pequeño homenaje a su familia con una bonita fotografía. "Donde sea pero con vosotros", escribía junto a la instantánea.

El futbolista ha compartido la misma imagen para dedicarle unas bonitas palabras a su familia. "No le puedo pedir nada más a la vida. Solo puedo dar las GRACIAS por esta maravillosa familia. ¡Os quiero con locura!", demostrando que está muy feliz con la familia que Pilar y él han formado.

La familia ha disfrutado de la Riviera Maya, donde han estado de visita en las ruinas mayas de Chichén Itzá, en Yucatán, en México, una de las siete maravillas del mundo.

Unas merecidas y relajadas vacaciones para recargar las pilas y hacer frente a un 2018 que viene cargado de sorpresas y nuevos proyectos laborales.