"Angelique eres increíble. Quiero casarme contigo. Felicidades". Con estas palabras y en tono de broma, la también tenista alemana Andrea Petković dio la enhorabuena a Angelique Kerber después de haber alcanzado el puesto número uno en la WTA. Después de ganar Open de Australia y el de Estados Unidos, la deportista arrebataba el reinado a Serena Williams. Pero a pesar de su exitosa carrera profesional, parece que a la tenista no llueven las propuestas de matrimonio.

El mensaje de Andrea no ha hecho más que avivar los rumores sobre la posible homosexualidad de Kerber pese a que por otra parte se especuló sobre la posibilidad que estuviera comprometida con un joven, información que desmintió la tenista: "El amor no significa nada en el tenis, cero, solo que pierdes. Como tenista, me es realmente difícil encontrar a un hombre que entienda mi vida".

Su nueva posición en el tenis mundial femenino le ha generado unos beneficios 3,5 millones de dólares, pero su fortuna se estima en 215 millones de dólares pero no solo por su buena maestría con la raqueta, ya que es embajadora de Porshe, tiene su propio perfume, cadena de restaurantes y línea de ropa.