Muchos son los famosos a los que les apasiona llenar su cuerpo de tatuajes, y concretamente algunos de estos VIPs fanáticos de los tattoos son futbolistas.

Así, es muy normal ver a los deportistas en el juego de campo luciendo los dibujos que adornan sus brazos, su torso, espalda o sus piernas. Uno de ellos es el jugador de Barcelona Leo Messi quien nos acaba de sorprender con el último diseño que luce ahora en su piel.

Esta adquisición la hemos descubierto a través de la última foto suya que ha publicado en su página de Facebook. En la instantánea aparece sin camiseta y llama la atención que en su oblicuo izquierdo hay un tatuaje que antes no existía, un beso.

Las críticas no se han hecho esperar entre muchos de sus seguidores pues consideran que el tattoo es un poco choni, además de estar pasado de moda. Aunque, el simbolismo del mismo va mucho más allá, y es que se trata de una copia de un beso de su mujer Antonella Roccuzzo.