Marjorie Enya es la novia de Isadora Cerullo, una jugadora de rugby que se encuentra en plenos Juegos Olímpicos en Río de Janeiro. Marjorie, antes de la ceremonia de la entrega de medallas, decidió saltar al campo para pedirle matrimonio a su pareja, con quien lleva dos años de relación.

No solo la selección australiana tuvo algo que celebrar, sino que todo el estadio se quedó mudo ante tal proposición tan sorprendente. La atleta, por supuesto, pronunció el famoso y tan ansiado: "Sí, quiero".

"Puede parecer que se está llegando al final de algo en los juegos olímpicos, pero para mí es el comienzo de una vida con alguien", decía Isadora tras haber quedado en novena posición de rugby con la delegación brasileña.

Marjorie se mostró entusiasmada y muy feliz, besándose y posando con su futura esposa ante las cámaras. Aseguró que: "Sé que la gente de rugby es espectacular y que iban a aceptar formar parte del momento" y añadía que no se había puesto nerviosa durante la pedida de mano porque lo que siente es auténtico y real.