El pasado 6 de junio Máxima de Holanda se enfrentaba a una terrible noticia, su hermana pequeña, Inés Zorreguita, fue hallada muerta en su apartamento de Buenos Aires.

Tras unos días de luto, la Reina de Holanda retomaba este martes su agenda y lo ha hecho especialmente afectada recordando a su hermana.

"Estoy contenta de recuperar mi agenda en este centro, que tanto significa para las personas que padecen cáncer. Personas que están enfermas, pero que no pierden la esperanza de curarse. Mi pequeña, dulce y talentosa hermana Inés también estaba enferma. Era incapaz de encontrar la alegría y desafortunadamente no pudo curarse. Nuestro único consuelo es pensar que por fin encontró la paz", expresaba Máxima muy emocionada durante el discurso que ofreció durante su visita al Proton Therapy Center.