Días después de terminar la liga de fútbol, Mario Suárez y su chica Malena Costa, han decidido dar comienzo a sus vacaciones de verano y viajar hasta Miami para desconectar y disfrutar de sus paradisiacas playas.

Los tortolitos que se mostraron muy cariñosos en todo momento, lucieron cuerpazos dándose el primer chapuzón en la piscina del hotel. La modelo presumió de curvas con un bikini multicolor de flores y de encaje mientras que su chico lo hizo con un bañador de rayas blancas y rojas.

La pareja también aprovechó su viaje a Miami para pasear en bicicleta y animar a los Miami Heat.  El propio futbolista compartió una imagen junto a Malena en las redes sociales con la camiseta del equipo de baloncesto y el nombre de su estrella a la espalda: "Listo para ver al King con la reina Malena. ¡Vamos!".