El fallecimiento de la hija de Luis Enrique ha conmocionado al mundo del deporte, y también a aquellos que no forman parte de él. Hasta el momento, poco se sabía de la discreta vida familiar del entrenador de la selección española, quien ha llevado su relación con su mujer Elena Cullell, en la más estricta intimidad. Al igual que hiciera con la enfermedad de su hija, la pequeña Xana, que luchaba contra un osteosarcoma desde hace meses.

No cabe duda de que la pareja es todo lo contrario a lo que suele ser una pareja futbolística, muchas de las cuales siempre ven sus vidas expuestas en los medios de comunicación. De hecho, muy poco se sabe del matrimonio de puertas para dentro, salvo que viven en Gavà (Barcelona), y que ella es economista. La pareja tiene otros dos hijos aparte de Xana: Pacho, de 20 años, y Sira, de 18, quienes sienten la misma pasión que su padre por los deportes.

No ha sido hasta ahora cuando han trascendido los 'motivos personales' que obligaron al entrenador a alejarse del fútbol por un tiempo, y es que por lo visto, esa decisión fue tomada por el bienestar de la pequeña, con la que quería pasar el máximo tiempo posible. En el vídeo de arriba te mostramos el lado más personal del entrenador.