Después de que hace un año Lamar Odom estuviera a punto de perder la vida por culpa de una sobredosis de cocaína, el exjugador de baloncesto parece que no ha aprendido la lección y vuelve a caer en sus adicciones, la principal causa de su separación con Khloé Kardashian.

Aunque Odom no quiere reconocer sus problemas con el alcohol y las drogas, la última polémica que ha protagonizado demuestra todo lo contrario. Lamar se disponía a coger un vuelo de Los Ángeles a Nueva York del que finalmente fue expulsado por su conducta. El deportista entró en el avión borracho, después de haber sido visto tomando whisky y cervezas en la sala de espera, y una vez sentado no pudo evitar levantarse para ir al baño a vomitar como se puede ver en las imágenes publicadas por TMZ.

La tripulación le pidió que se dirigiera a un cuarto de baño fuera del avión para no molestar al resto de pasajeros. A los quince minutos, Lamar volvió al vuelo con la ropa limpia aparentemente mejorado, pero cuando los motores arrancaron, tuvo que ir de nuevo al cuarto de baño para vomitar. Finalmente, Lamar no pudo viajar a pesar de su oposición a marcharse y su altercado supuso que el vuelo salise 45 minutos más tarde.