Lady Gaga ya comenzó a dar de qué hablar horas antes de que comenzara su esperadísimo show en el intermedio de la Super Bowl 2017. Y es que previamente la cantante había posado para los fotógrafos en el césped del campo, momento en el que lo enseñó todo a las cámaras.

Ataviada con un crop top negro y min falda con cola del mismo color, la diva del pop decidió tumbarse en el césped, para deleite de los reporteros. Sobre todo teniendo en cuenta que Gaga llevaba unas bragas del mismo color que su piel, lo que dio lugar a confusión.

Efectivamente, la polifacética cantante no enseñó nada, pero en un primer momento, como podemos ver en las imágenes, da la sensación de que no lleva nada puesto. Y siendo capaz como es de hacerlo, casi sorprende que en realidad sí que fuera su ropa interior lo que vimos.