El pasado 26 de enero conocíamos la triste noticia de que Kobe Bryant había perdido la vida, junto a su hija mayor Gianna de 13 años, en un fatídico accidente de helicóptero en Calabasas, California, donde también perdieron la vida siete personas más.

Meses después de lo ocurrido, y después de la reciente noticia donde se informaba que habían destrozado la tumba donde descansan los restos del famoso jugador de Los Lakers, se hacen públicos los problemas que está habiendo con su testamento.

Y es que según informan, al jugador de la NBA no le habría dado tiempo a incorporar a su hija pequeña, Capri, que nació en junio de este pasado año, en su testamento valorado en más de 550 millones de dólares. Pero parece que la mujer de Kobe, Vanessa Laine Bryant, y sus abogados ya trabajan para que su hija pequeña no se quede fuera del testamento.