Sara Carbonero e Iker Casillas se encuentran en uno de sus mejores momentos, no solo por la parte sentimental y familiar que les toca, sino también por la profesional. A pesar de abandonar España, por la marcha del portero del Real Madrid y su fichaje por el Oporto FC, la pareja sigue al pie del cañón desde Portugal y no pierden la oportunidad de abrir sus negocios más allá del deporte y la televisión.

Ha sido el portal El Español el encargo de repasar el patrimonio de ambos a través de las diferentes compañías en las que aparecen sus nombres. Por un lado, Sara fundó en 2010 Recuerdos de Sudáfrica S.L., una empresa creada para el ámbito publicitario que ha conseguido pleno de beneficios desde entonces reuniendo un total de 130.000 euros aproximadamente. Su otra marca es Slow Love S.L. que, a pesar de comenzar con pérdidas en 2015, un año más tarde consiguió duplicar sus ingresos con un beneficio de 34.728 euros.

El antiguo portero del Real Madrid posee Ikerca S.L., creada en el 2000 para manejar los derechos de imagen y sus inversiones inmobiliarias, que registra pérdidas en los dos últimos años tras la baja facturación al dejar el equipo de la capital. El medio anteriormente citado señala que aquí Iker tendría cerca de 12 millones de euros. Casillas World S.L. es otra marca donde aparece como administrador único y cuyo patrimonio asciende al millón de euros, duplicando sus ingresos en 2016.

Para gestionar sus derechos de imagen también cuenta con Casillas Fútbol & Marketing 2011 S.L., que ha visto reducir su patrimonio entre 2016 y 2017 al no ingresar nada de dinero y tener pérdidas. La cuarta se trata de Ikerfer 1981 S.L. que tampoco registra movimientos de dinero, pero posee un patrimonio en cercano a los 2 millones de euros con un beneficio de media de 70.000 euros.

Si hacemos un recuento del patrimonio que la pareja tienen en común, la cifra supera los 16 millones de euros, ¡qué pasada!