Iker Casillas ha echado la vista atrás para sacar a la luz las imágenes de su primera sesión de fotos, fuera del mundo futbolístico, con 18 años. El portero plantea si nos gustaba ya frente a la cámara o nada de nada.

"Hace mucho, mucho pero que mucho tiempo hubo un día que posé de esta manera para realizar mi primera sesión de fotos fuera del mundo del fútbol. Corría el mes de febrero del año 2000. ¿Os hace daño a la vista o por el contrario os agrada?", escribía junto a las fotos en blanco y negro.

Que si saltando y gritando, que si con una mirada profunda, que si abrazado a una vaca…, Casillas ya hacía sus pinitos frente a la cámara y este era el resultado. Nosotros pensamos que el paso de los años le ha sentado de maravilla, ¿y tu?