Hace tan sólo unos días, Sara Carbonero cumplía 28 años. Lo celebraba por todo lo alto primero con su chico, Iker Casillas, y luego con unas amigas con las que aprovechó para irse de compras. Ahora la cuestión es: ¿sería este su último cumpleaños de soltera?

Desde hace meses los rumores de boda no paran de acecharles. Por si fuera poco, se han comprado un casoplón de casi dos millones de euros con habitaciones más que suficientes para formar una familia numerosa. A ello se suma que desde hace meses Sara luce en su mano un solitario de Cartier idéntico al que se suele usar para pedir matrimonio. Con estos ingredientes, ¿habrá finalmente boda?

Según indica la revista ‘InTouch’, Carbonero declaró recientemente: “Me pongo roja solo de pensar en vestirme de novia”, ¿habrá visto ya algún modelito para el gran día? Además, recientemente se refirió a Iker como “mi futuro marido”…

Ay, ay, ay… ¿Tendremos que ir desempolvando los tocados y pamelas para el bodorrio?