Iker Casillas y Sara Carbonero podría estar a punto de iniciar una nueva vida. Después de los graves problemas de salud por los que ambos han tenido que pasar en el último año, sus caminos podrían iniciar un nuevo rumbo.

Y es que el portero se ha presentado a las elecciones para ser presidente de la Real Federación Españalola de Fútbol. Después del infarto de miocardio que sufrió el pasado mes de mayo, no ha colgado las botas pero ya no ha vuelto a jugar, por lo que estaría barajando dejar el terreno de juego para trasladarse a un despacho.

En su reciente reunión con el Consejo Superior de Deportes, transmitió su interés por enfrentarse en las urnas al presidente actual, Luis Rubiales, y en el que caso de que saliera elegido, dejaría su vida en Oporto, ciudad en la que ha vivido durante los cinco últimos años, para trasladarse a Madrid junto a su familia.

Este cambio supondría no sólo un nuevo paso en la trayectoria profesional de Casillas, sino también el que Sara volviera también a trabajar, después de haber estado alejada de la televisión durante el tiempo que ha durado su estancia en el país vecino.

Seguro que te interesa...

Isabel Jiménez se sincera sobre el estado de salud y los planes de futuro de su amiga Sara Carbonero