Si bien a principios de mayo Iker Casillas se llevaba un gran susto debido al infarto que sufrió en pleno entrenamiento, parece que poco a poco el deportista ha ido recuperándose. Sin embargo, durante estos meses, su futuro profesional ha estado bastante en el aire. Al menos, hasta ahora, cuando el ex capitán del Real Madrid acaba de anunciar que se retira temporalmente del fútbol, aunque seguirá cerca de su equipo, el Oporto, desde la parte directiva.

Esta noticia ha pillado por sorpresa a muchos, ya que hace muy poco que veíamos al futbolista acudir a uno de los entrenamientos. Sin embargo, ha sido el propio club portugués el que se ha encargado de confirmar este giro inesperado de los acontecimientos.

"Casillas se hará cargo de un puesto en el equipo técnico del Oporto mientras se recupera de sus problemas de salud", reza el comunicado emitido. "Lo hablé con el entrenador la temporada pasada cuando sucedió todo. Me dijo que quería que me quedara cerca de los jugadores porque habría varios cambios. Trataré de hacer todo lo que pueda para ayudar a mis compañeros", explicaba a su vez el marido de Sara Carbonero.

 

Sin duda, una decisión que no habrá sido nada fácil de tomar, ya que Iker lleva toda su vida dedicado al deporte que le apasiona, aunque como bien se encargó él mismo de recalcar en su momento: lo principal es la salud.

Seguro que te interesa

Buenas noticias para Iker Casillas y Sara Carbonero