Después de la tormenta viene la calma. Eso es lo que les está ocurriendo a Iker Casillas y Sara Carbonero, que ahora están recuperando la normalidad en sus vidas tras pasar unos duros meses debido al infarto que sufrió el portero el pasado mayo. Un susto que cambió el rumbo de su carrera profesional, pero a ese acontecimiento se añadió la operación a la que se sometió la periodista debido un tumor en el ovario.

Aunque ahora la pareja no para de recibir buenas noticias. Recientemente Sara logró cumplir uno de sus mayores sueños, mientras que el portero recibió una muy buena noticia por parte del Oporto. Unos acontecimientos que están recibiendo con los brazos bien abiertos.

Y aunque Casillas anunció que se iba a retirarse profesionalmente del fútbol, el Oporto no quiere dejar ir a Iker y su ultima decisión ha sido inscribirle en la plantilla para la próxima temporada, tal y como se puede ver en la página oficial del FC Porto, y es que parece que Sergio Conceiçao le ha convocado como portero "mientras se recupera de su problema de salud" . Aunque todavía no saldrá a jugar al campo ya que por recomendación médica tiene que seguir con reposo.

"Ese momento de reflexión. Ese lugar que te atrapa y te impide moverte. Solamente observas el horizonte e imaginas cosas…¡Fantásticas que llegarán!", ha escrito el portero en una bonita foto de espaldas mirando al mar, un emotivo mensaje de fuerza y de ilusión por las cosas buenas que están por llegar para Iker.

Pero él no es el único que se ha reflexionado en sus redes, hace unos días lo hizo Sara debido al bonito gesto que tuvo su hijo con ella. Y es que sus hijos se han convertido en un gran apoyo para la pareja, y con tan solo 5 y 3 añitos han demostrado ser unos valientes y han ayudado mucho a sus padres en esta dura etapa.

Seguro que te interesa...

El bañador de Sara Carbonero que resalta al máximo el moreno