Celebrities » Sports

El detalle más especial en su fiesta de cumpleaños

Iker Casillas celebra su 36 cumpleaños rodeado de su familia

Iker Casillas ha cumplido 36 años y lo ha celebrado rodeado de su familia en Oporto. El jugador ha soplado las velas en la ciudad portuguesa y ha recibido miles de felicitaciones, pero la más especial ha sido la de Sara Carbonero que ha compartido una tierna foto de ellos juntos en su cuenta de Instagram.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Iker Casillas sigue sumando años y este finde soplaba nada más y nada menos que 36 velas junto a su familia y amigos. En este día tan especial, fueron muchos los que quisieron felicitarle y desearle lo mejor al portero para este año.Su mujer, Sara Carbonero, no se quiso perder el cumpleaños de Iker y dejó ver su lado más romántico en redes sociales publicando una foto de ellos dos juntos. Una cariñosa publicación que no dejó indiferente a sus seguidores que no dudaron en comentar y felicitar al portero.

"Un año más, celebrando tu vida. No te haces mayor, te haces mejor", escribió la periodista como pie de foto de una preciosa imagen del matrimonio abrazado en la playa. Tras ello, Sara compartió con sus seguidores a través de Instagram Stories una instantánea de los preparativos de la posterior celebración en la que el pequeño Lucas aparece de espaldas con un globo y un antifaz en la cabeza.

Sara, con la ayuda de sus hijos, preparó una fiesta sorpresa que contó con un detalle muy especial para el futbolista: su imagen fue impresa en tamaño gigante para decorar su casa y en caretas para que las luciesen sus invitados.

Aunque lejos de su compañero, Sergio Ramos no se quiso perder el cumpleaños de Iker . El capitán del Real Madrid quiso unirse a la celebración con un vídeo en el que el futbolista felicitaba de una manera muy cariñosa al que fuese su compañero en el Real Madrid. "Melón, muchísimas felicidades. Que pases un buen día con tu familia y tus enanos. Ya nos veremos por Madrid. Cuídate que ya estás mayorcete, ¿eh?", unas palabras a las que Iker contestó: "Hay que ser muy cabroncete. Menos mal que se te perdona todo. Una brazo crack y suerte para lo que viene, que es la leche", refiriéndose a la final de Liga y Champions.

Publicidad