Iker Casillas y Sara Carbonero ya llevan bastante tiempo viviendo en Oporto, ciudad de la que han hecho su hogar y donde viven muy felices. Pero para lograr esta felicidad Sara tuvo que renunciar a su carrera profesional por seguir el camino del portero, así lo ha reconocido Iker Casillas en una entrevista para la Tv oficial de su equipo, Porto Canal.

"Ella se siente muy bien aquí en Oporto. Aparcó su carrera porque optó por acompañarme para que yo pudiera continuar disfrutando del fútbol. Entiendo que tuvo que ser una decisión muy difícil. Ahora está más tranquila. Yo le digo muchas veces que puede retomar su carrera dentro de dos o tres años porque es lo que a ella le gusta hacer. Todo es cíclico. Hoy por mí, mañana por ti", comenta Iker.

Aunque el futbolista asegura que les encanta vivir en Oporto e incluso cuando dejan la ciudad volverán durante varias temporadas: "Un día me va a dar pena dejar esta ciudad. He hecho amigos y le he cogido cariño a Oporto. Nuestra intención es mantener aquí una casa para volver en el futuro. Dentro de algunos años, cuando termine mi carrera, vendré como un portista más".