El Gran Premio de Mónaco es una de las citas más glamourosas de toda la Fórmula 1, por lo que a un evento de estas características no podían faltar personalidades de todos los ámbitos, que se reúnen allí cada año.

Como respresentantes de la famillia real monegasca estuvieron Alberto de Mónaco y su prometida Charlene Wittstock, quien fue la encargada de entregar los premios a los vencedores, entre los que se encontraba nuestro piloto Fernando Alonso. Junto a la pareja, estaban los hijos de Carolina de MónacoCarlotaAndrea Pierre Casiraghi.

También pudimos ver a la princesa Beatriz de Inglaterra junto a su novio David Clark, esta vez con un look de lo más informal, no como en la boda de su primo. La hija de Ferguson ha recaudado bastante dinerito después de subastar aquel tocado que lució en el enlace Real de Guillermo y Catalina, ni más ni menos que 93 mil euros... ¿Se pondrá de moda ir con esos tocados tan espantosos?

Pero no sólo disfrutaron de la competición miembros de las familias reales más importantes de Europa. Flavio Briatore, acudió con su espectacular mujer Elisabetta; la ex ‘Spice’ Geri Halliwell tampoco faltó al Gran Premio, junto con su inseparable chico; la recién separada Adriana Karembeu, que no quiso hacer declaraciones sobre su separación; o la cantante, y novia de Lewis HamiltonNicole Scherzinger, que se ha convertido ya en la animadora más fiel del piloto.