Martin Rhys-Jones, el futuro suegro de Gareth Bale, ha sido condenado en Estados Unidos a seis años de cárcel tras haber estafado 2,5 millones de euros a 250 personas con la venta fraudulenta de cientos de acciones sin valor.

El padre de Emma Rhys-Jones, madre de los dos hijos de Gareth Bale y recientemente comprometida con el futbolista, llegó a tener una base de operaciones en Barcelona, de donde fue extraditado y se ha declarado parcialmente culpable de los cargos de fraude y lavado de dinero.

La jueza del caso, Elizabeth Wolford, sentenció una pena de seis años de cárcel y la devolución de gran parte del dinero estafado. Además, destacó que el condenado actuó “motivado por la codicia y el interés propio, y sin tener en cuenta a las personas que dañaba”.

Rhys-Jones, de 52 años, expresó su “profundo arrepentimiento” y dijo “sentir terriblemente” las pérdidas financieras causadas a sus víctimas, incluidos 400.000 euros defraudados a un enfermo de Alzheimer.