El futbolista inglés del Sunderland, Adam Johnson, se ha declarado culpable ante el tribunal de Bradford, Inglaterra, al confesar que acosó a través de Internet a una menor de edad de 15 años y posteriormente la besó. El deportista de 28 años, también acusado de tener actividad sexual con otras dos menores, ha negado estos últimos cargos.

Johnson fue detenido el pasado 2 de marzo de 2015 tras admitir este 'affaire' con la citada menor, momento en el que el Sunderland le suspendió temporalmente. Sin embargo, más tarde fue puesto en libertad bajo fianza y el equipo volvió a readmitirle, tras lo cual solo ha jugado cuatro partidos.

El jugador de los 'Black Cats' iba a ser padre por primera vez junto a su mujer, Stacey Flounders, cuando comenzó a acosar a la niña de 15 años entre el 30 de diciembre de 2014 y el 26 de febrero de 2015. Una actitud del todo sancionable que tendrá que enfrentarse a la justicia el próximo viernes 12 de febrero.