En 2010, Fonsi Nieto pasó el peor momento de su vida cuando tuvo un accidente con la moto durante el circuito estadounidense de Indianápolis en agosto de ese año. El expiloto sufrió unas lesiones irreversibles en el pie izquierdo que precipitaron el fin de su carrera en el mundo del motociclismo.

Como es lógico, al no poder hacer esfuerzos con el pie lesionado, Fonsi ha estado mucho tiempo sin realizar ejercicio, lo que ha hecho que gane mucho peso. Sin embargo, ahora se ha puesto las pilas y ha confesado para La Otra Crónica de El Mundo que en dos meses ha perdido nada más y nada menos que 13 kilos.

"Estoy entrenando como un animal, como cuando corría, con mucho aeróbico y dieta. Mi trabajo me está costando", explica. Eso sí, al haber sido deportista profesional toda la vida, no le está suponiendo un gran esfuerzo: "Piensa que he me he dedicado al deporte 15 años y sé lo que quiero, lo que necesito y cómo hacerlo", declara, aunque el dolor en el pie "va a estar ahí de por vida", no pierde la ilusión.

En cuanto a todos los comentarios de la prensa acerca de su aumento de peso, ha asegurado que nunca le han importado: "Los periodistas son así. Pero no lo he hecho por los comentarios. Lo he hecho por mí y porque es lo que me gusta a hacer. Cuando llevas tanto tiempo entrenando muy fuerte y paras de repente, te pones como Piraña. También comía lo que me apetecía, que es algo que no podía todos los años que me he dedicado al deporte", comenta.

Ahora, este reto personal, el cual no le ha provocado ningún problema de autoestima, ya está a punto de terminar: "Un par de kilillos más y ya está", dice la expareja de Alba Carrillo, a quien ha apoyado tras conocerse la noticia de su ruptura con Feliciano López.