El pasado fin de semana, La Otra Crónica de El Mundo nos dejó a cuadros con la publicación de la ruptura definitiva de una de las parejas más consolidadas del panorama nacional: Lara Álvarez y Fernando Alonso habrían roto su relación después de casi un año y medio de amor. Supuestamente, la presentadora y el piloto se habrían separado hace unas dos semanas y sería "definitivo, no un calentón".

Un bombazo que nos ha cogido a todos por sorpresa, ya que hace menos de un mes la revista Diez Minutos nos dio una alegría anunciando la próxima boda de la pareja. Asimismo, el fin repentino de la relación se nos antoja algo extraño teniendo en cuenta que hace una semana pudimos ver a Lara en uno de los entrenamientos de Fernando siguiendo atentamente sus movimientos junto a uno de los mejores amigos de Alonso, Alberto Bilares.

A pesar de que ninguno de los dos ha confirmado ni desmentido nada, sus actos han hablado por ellos. Lara y Fernando nos han dejado bien clarito que ya no hay nada entre ellos, pues el piloto ha borrado todas sus fotos juntos en Instagram y en la cuenta de Álvarez no se ve una foto con su ahora ex desde hace 33 semanas. "La distancia y los compromisos profesionales" habrían sido el motivo principal de este amor fallido, que parece que no ha acabado muy bien.