Aunque Alba Carrillo había optado por no decir ni ‘mu’ en las últimas semanas, cuando esta semana asistía al estreno de la nueva película de su amiga Loles León, se despachaba a gusto ante los medios asistentes contra Feliciano López.

La modelo aseguró que maldecía el día en el que le había conocido, y aseguraba ser la víctima de la situación: “Yo tuve que salir de casa y hacer la mudanza. Se ha portado mal conmigo y con mi familia, amigos e hijo”.

Mientras tanto, el tenista sigue concentrado en sus torneos, ahora mismo se encuentra en el de Tokyo, y, aparte de alguna frase o parrafada célebre en sus redes sociales, no se pronuncia tan manifiestamente contra su ex.

Eso sí, el entorno de Feliciano tiene más que claro que él no quiere entrar a responder a su exmujer, pero sí que comentan que estaría deseando firmar el divorcio que está a punto de oficializarse en unas semanas. “No va a entrar en sus ataques ni nada parecido. Prefiere pasar página aunque tampoco va a permitir que ataquen a sus padres o hermano como ha ocurrido y por lo que decidió a hablar. Más que rencor lo que siente es lástima por ella”, asegura un amigo del tenista.