Leo Messi y Antonella Roccuzzo están a punto de convertirse en marido y mujer. La pareja se dará el ‘sí, quiero’ el próximo 30 de junio en Rosario, pero antes han querido celebrar su particular ‘despedida de solteros’ en familia.

Junto a sus dos hijos, Thiago y Mateo, y Luis Suárez y Cesc Fábregas junto a sus respectivas familias, están disfrutando de unos días de vacaciones en Ibiza a bordo de un yate. Relajados y felices, tanto el futbolista como su chica desconectan de los planes de boda, sobre todo ahora que han despedido a su ‘wedding planner’ por diferencias económicas.

Y es que la boda de Messi está dando mucho de qué hablar, desde la lista de invitados hasta si han cambiado la fecha o si las supuestas diferencias entre la novia y Shakira impedirán que la colombiana asista a la boda.