Aunque Cesc Fábregas y Daniella Semaan se encuentran viviendo uno de sus mejores momentos junto a sus dos hijas Lia y Capri, el exmarido de Daniella, Elie Taktouk, parece que se ha propuesto agriar la felicidad de la pareja.

El Tribunal Supremo de Reino Unido ha admitido a trámite una apelación de Elie Taktouk contra la pareja. El millonario denuncia al jugador del Chelsea F.C. y a su exmujer por una supuesta estafa en la venta del piso que compartió el matrimonio junto a sus dos hijos Maria y Joseph en el exclusivo barrio londinense de Belgravia.

Piso que cuando Fábregas entró en la vida de Daniella adquirió para que su novia no tuviera que marcharse de la residencia en la que había vivido durante años y que consideraba su hogar. El problema es que según Taktouk recibió una oferta de 6,5 millones de libras frente a los 9,1 que según él vale la casa cuando estaban aún en trámites de un divorcio, el cual todavía no han obtenido.