El tenista español David Ferrer vivió una nueva victoria en Acapulco. Ganó al japonés Nishiroki por 6-3 y 7-5, sentenciando así un nuevo éxito para su curriculum.

Durante el partido, estuvo apoyado en todo momento por Eva Longoria, quién animó a Ferrer desde las gradas mostrando la bandera española junto a su novio, José Antonio Bastón.

Es más, una vez finalizado el partido, Longoria no dudó en echarse una foto con el tenista mostrando de nuevo la bandera española, y es que Eva es una fan incondicional.

Eso sí, está muy enamorada de su chico, al que dedicó mimos y carantoñas entre set y set durante el partido.