El deporte español sufría un terrible golpe cuando recibía la noticia del asesinato de Celía Barquín, la joven promesa del golf que residía en Ames, Iowa (Estados Unidos) donde estudiaba Ingeniera Civil mientras se dedicaba profesionalmente a su gran pasión.

Allí conoció a Carlos Negrín, un chico de 23 años natural de las islas Canarias que también cursaba una beca en la misma carrera. Juntos habían iniciado una relación hace algo más de un año y la familia del joven asegura que “está destrozado”, tal y como recoge el portal Jaleos de El Español.

Estas mismas fuentes han asegurado que “está intentando mantener la calma para colaborar al máximo con las autoridades. Además, se ha puesto a disposición de la familia de Celia para ayudar en lo que haga falta para los trámites pertinentes”.

Por el momento, la policía ha detenido a Collin Daniel Richards, quien presuntamente asaltó a la joven provocándole la muerte. Collin ha sido acusado de homicidio en primer grado, aunque todavía se desconocen las causas de la muerte de Celia.