¡Menudo rebote se ha cogido David Beckham! El ex jugador de fútbol del Galaxy se ha encarado a los paparazzi protagonizando unas instantáneas en las que se masca la tensión. En una de ellas, David les señela con el dedo índice en un claro gesto de cabreo y desaprobación hacia su trabajo, y es que a veces no es nada fácil ser una celebrity tan mediática como el británico.

Aún se desconocen los motivos que llevaron a David a comportarse de este modo, aunque podríamos deducir que los fotógrafos no respetaron los límites de la privacidad y espacio del guapérrimo modelo de H&M. Beckham aparece vestido con gorra negra, sudadera y bermudas, un look deportivo y discreto con el que habría deseado pasar desapercibido. Pero no fue así. En otra de las imágenes, David parece decidido a encararse con los paparazzis, que permanecen quietos con sus cámaras bajadas a una distancia prudencial del exaltado jugador.

Los encontronazos de las celebrities con los fotógrafos son desgraciadamente su pan de cada día, un precio que pagan por pertenecer a la categoría de 'personaje público' y por el que artistas como Miley Cyrus, Rihanna o Kanye West han llegado incluso a las manos.