Al convertirse en personajes públicos, las celebrities tienen que aguantar todo tipo de comentarios tanto de los fans como de la prensa, y aunque muchos deciden hacer caso omiso, otros prefieren defenderse de estos ataques. Así, Daniela Ospina, la mujer de James Rodríguez, ha salido en defensa de su marido y ha aclarado los últimos comentarios negativos que se han oído en el mundo rosa.

La deportista asegura que en España solo buscan "lastimar a una persona profesional" que para ella es un hombre muy disciplinado. "Precisamente, su disciplina es una de las cosas que más admiro de él. Tantos rumores falsos quedan en la conciencia de quienes quieren dañar su imagen y sólo digo una cosa: si alguien sabe qué hace su marido, así esté en la China, es su mujer", comentó  en una entrevista para El Tiempo de Bogotá.

"Es que en España hay unos medios especialistas que son muy pesados, que viven no sólo de la vida profesional, sino de la privada de los jugadores y prácticamente de tres equipos: el Madrid, el Atlético y el Barcelona. A James, como a muchos, lo persiguen de sol a sol", añadió indignada Ospina, quien asegura que no está para nada preocupada por lo que pueda hacer su marido cuando no está con ella.

Ante los ataques que han tachado a James de infiel, gordo, indiscreto o soberbio, Daniela opina que "es increíble que sean capaces de escribir algo así de una persona", aunque esto no le quita el sueño, pues cree que "no hay mejor crítico que uno mismo". En cuanto a estar casada con un famoso, Ospina comentó: "Ha sido, la verdad, un poco complicado, pero yo no me casé con la estrella, con alguien sobrenatural, sino con una persona que comete errores, que tiene defectos y también cualidades maravillosas. Pero que, ante todo, es un ser humano. Y eso es lo que siento que la prensa no resalta".

La fama no representa ningún problema para la jugadora de voleibol, que asegura que "el éxito de James no han sido nada del otro mundo porque siempre he intentado verlo y vivir como lo vi y hemos vivido desde el primer momento". ¡Eso es amor!