Cristiano Ronaldo no se pudo perder el partido con el que su equipo, el Real Madrid, se alzó con el título de la Supercopa de España frente a F.C. Barcelona. Aunque el futbolista estuviera sancionado lo vivió junto a su pareja, Georgina Rodriguez, su hijo mayor y su madre con mucha tensión y con un gesto de lo más serio desde el palco.

Recordemos que el jugador está sancionado con cinco partidos después de haberle propiciado un empujón al árbitro. Antes del esperado partido, el futbolista mostró su enfado ante la decisión del comité de apelación de haber mantenido la sanción, asegurando que se trataba de "una persecución".

La afición por su parte no dudó en apoyar al deportista sacando pañuelos blancos mientras gritaban su nombre. Al finalizar el partido Cristiano y su hijo, Cristiano Jr, bajaron al campo de juego para celebrar la victoria con el resto de los jugadores del equipo.

Sin duda, este en un gran año para el futbolista. Hace nada se convertía por segunda vez en papá de mellizos, con los que lo pudimos ver posando en una imagen en su cuenta de Instagram junto a su hijo. Poco después se confirmó que su pareja está embarazada y pronto se estrenará como mamá.