A pesar de que el pasado 5 de febrero fue el día en el que Cristiano Ronaldo cumplía 29 años, no ha sido hasta este domingo cuando el futbolista ha querido celebrarlo. Y es que el miércoles coincidía con el partido de ida de las semifinales de la Copa del Rey ante el Atlético.

Cristiano, que realizó la fiesta en las instalaciones del Reebok Sports Club de La Finca, Pozuelo, estuvo acompañado de su novia Irina Shayk, su hijo Cristiano Jr., amigos cercanos y compañeros de equipo que no quisieron perderse la celebración, salvo Iker Casillas y Marcelo que no pudieron acudir.

Según comunicó el diario Marca "todo se llevó bajo unas importantes medidas de seguridad para garantizar la privacidad de la fiesta y también de todos los invitados que asistieron a la misma".

A pesar de que la fiesta se hizo con motivo del 29 cumpleaños de CR7, el gran protagonista fue su propio hijo, que le ayudó a soplar las velas de una de las tartas que se encargargon para el evento.