Celebrities » Sports

Hicieron una tregua durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro

Athina Onassis prohíbe que Doda Miranda se acerque al caballo con el que compitió en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro

La tregua olímpica a la que habían llegado Athina Onassis y Doda Miranda ha llegado a su fin una vez que los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro tuvieran su acto de clausura el pasado 22 de agosto. La rica heredera sabía lo importante que era para su todavía marido la competición deportiva, pero una vez terminada ha decidido impedir que el jinete vea al caballo con el que ha disputado en Río.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

El proceso de divorcio entre Athina Onassis y Doda Miranda comenzaba en mayo después de once años de matrimonio donde la tensa relación entre ambos marcaba el ritmo a causa de la cantidad que debía pagar la rica heredera a su todavía marido. Debido a los Juegos Olímpicos, la expareja paralizaba los trámites para que el jinete se pudiera centrar en la competición: "Hemos hablado y todo es excelente. La prioridad son los Juegos y ella es consciente de lo importante que son para mí. Tenemos una buena relación", declaraba en Río.

Doda disputó en Río con Cornetto K, caballo de Athina, con el que ha quedado en quinto lugar en categoría de grupos y en noveno en individuales. Pero a su vuelta, el deportista se ha encontrado con que no puede ver al animal debido a la prohibición de Onassis: "Volvemos de los Juegos Olímpicos y vemos que hay un guardaespaldas delante del box de Cornetto K, que no nos deja ni acariciarlo… ¡No puedo dar una manzana a mi mejor amigo! Espero que se haga justicia y que todo vuelva a la normalidad", escribió en su perfil de Instagram.

El jinete ha manifestado que lo único que quiere es seguir trabajando con el caballo con el que iba a competir en la Copa de las Naciones de Salto en Barcelona. La custodia de Cornetto K está en manos del tribunal belga que será quien decida quién se quedará con el purasangre.

Publicidad