A tres meses de la boda, Álvaro Morata y la italiana, Alice Campello están ultimando los preparativos de su boda que tendrá lugar el próximo 17 de junio en Venecia, ciudad que vio crecer y donde siempre ha vivido su futura esposa.

Según ha confirmado LOC, el jugador y la italiana donarán el valor de todos los regalos de sus invitados a una asociación contra el cáncer infantil. Una decisión que ha tomado la pareja ya que Morata siempre ha estado muy volcado con los niños que sufren y luchan para combatir el cáncer.

Tal es su apoyo con esta causa, que el jugador llegó a raparse la cabeza en solidaridad con los pequeños en 2014, cuando visitó el hospital del Niño Jesús y unos niños le dijeron que querían hacerse su peinado, pero como no podían, fue el quien decidió raparse el pelo por ellos.

Sin duda a la pareja les encanta los niños, como hemos visto en el Instagram de la modelo Ana Moya que ha publicado una instantánea de Morata y Campello muy sonrientes junto con su hijo Mateo. Aunque todavía es pronto para hablar de hijos, no hay que destacar que después de la boda la pareja nos den una sorpresa.