Nuestros tenistas no pueden tener queja del apoyo que tienen fuera y dentro de la pista. Y es que Feliciano López, Rafa Nadal y Fernando Verdasco han contado durante el Roland Garros con su mejor talismán: sus chicas.

De las primeras en llegar a Paris fue Alba Carrillo que no se separa de Feliciano en ningún momento. Pero no ha ido sola, y es que la modelo se llevó a su hijo Lucas que con tan sólo dos añitos ya admira al novio de su mamá.

Además, el retoño de Alba iba vestido para la ocasión. “Pequeño suertudito con su pantalón, polo, miniraqueta y pelota de #Rolandgarros”, escribía junto a una imagen en Instagram.

Hasta la ciudad del amor ha viajado también Ana Boyer que aprovechó el fin de semana para animar a Fernando Verdasco. La hija de Isabel Preysler permaneció muy atenta a cada jugada y se mostró feliz tras el triunfo del tenista.

Rafa Nadal no podía ser menos y también estuvo acompañado por su novia de toda la vida, Xisca Perelló, que se mostró tan discreta como siempre. Este fin de semana, el tenista y su chica disfrutaron además de una cena con el futbolista Fernando Llorente y su novia María.