Celebrities » Especiales » Pasarelas » Nueva York Fashion Week

LÍNEAS ELEGANTES EN LA COLECCIÓN DE DELPOZO Y APUESTA ARRIESGADA DE CUSTO

Custo y Del Pozo hacen brillar la marca España en la Semana de la Moda de Nueva York

Custo Dalmau y Josep Font, para DelPozo, han puesto el sello español con sus colecciones en la Semana de la Moda de Nueva York.

Publicidad

antena3.com/agencias | Nueva York
| 11.02.2013 11:31

Dos grandes firmas españolas, Custo Barcelona y DelPozo, dieron hoy un marcado toque español a la Semana de la Moda de Nueva York, con propuestas muy diferentes pero igualmente interesantes en este gran escaparate mundial.

Custo desfiló de nuevo en Nueva York reinventándose a sí mismo con una apuesta arriesgada de colores, técnicas y texturas, de gran riqueza cromática y mucho trabajo manual, mientras que DelPozo debutó en este certamen con una colección basada en líneas elegantes y colores lisos.

La renovada propuesta de Custodio Dalmau aparcó los estampados que han dado fama mundial a su firma para optar por un mundo de riqueza y sofisticación barrocas, en una 'evolución' que busca mantener los genes de la firma basados en el grafismo y el color.

Sin embargo, esa riqueza visual se consigue a través de combinaciones de diferentes texturas y materiales; con manualidades, relieves y muchas técnicas manuales, como el 'patchwork'.  Así, Custo combina materiales naturales como lana y algodón con otros 'técnicos', como el neopreno de algunas prendas deportivas, junto con plumas y apliques metálicos.

En colores, esos brillos metálicos (cobre, oro o plata vieja) toman el protagonismo al complementar prendas en negro, grises, marrones y beis.

DelPozo, por su parte, se presentó en Nueva York de la mano de su responsable artístico, Josep Font, dentro de la estrategia de expansión internacional de la firma.

Font trajo una colección llena de contrastes inspirada en el expresionismo de la arquitectura orgánica y la feminidad de la era victoriana, todo ello confeccionada en tejidos elegantes como lana, angora, crepé, organza, jacquard y tules.

El modisto, que presentó la colección en el famoso estudio de fotografía Canoe a orillas del río Hudson, se decantó para esta ocasión por el rojo coral, azul, blanco, crudo, marrón, negro, y estampados de flores brillantes.

La propuesta incluyó vestidos para el día y la noche, algunos con aplicaciones de hojas doradas y flores, plisados que aumentaban el volumen de la prenda, y que han caracterizado a la firma, o entallados a la cintura, así como escotes en forma de corazón o palabra de honor.

Algunos de los vestidos y pantalones combinaban varios colores, mientras que también hubo drapeados, junto con prendas como toreras y monos.

Publicidad