Celebrities » Especiales » Pasarelas » Milán Fashion Week

MILÁN FASHION WEEK

Del grunge bohemio de Gucci a la actitud rock de Versace

Gucci, Versace, John Richmond, Moschino y Etro han mostrado sus colecciones para el Otoño-Invierno de 2013 en la Milán fashione Week.

Publicidad

AFP | Milán
| 17.01.2012 12:28

Para Gucci, Frida Giannini ha elaborado "un vocabulario de lujo intelectual para los nuevos rebeldes". Los abrigos se desestructuran con líneas 'oversize'. Los materiales son ricos: terciopelo, y seda estampada. Las chaquetas cortas y ceñidas al cuerpo dinamizan la silueta dinámica con bordados y discretas impresiones de rosas y de iris.

En cuanto a los accesorios, para el fin de semana se conciben botas de montar con lazadas y cremalleras traseras mietras que para la noche las botas son de cuero brillante. Los tonos son sobrios pero intensos salpicados de rojos decadentes y de verde pavo real.

Al contrario que Gucci, Donatella Versace no ha dudado en profundizar en los colores: cuando las chaquetas no esán estampadas con graffitis multicolores, declinan en rosa, verde y naranja flúor. Perfectas para los paseos en bicicleta por la noche. La vestimenta se acerca al armario militar: pantalones y chaquetas con capucha y estampado de camuflaje, medallas y condecoraciones sobre las chaqeutas, boinas con cristales Swarovski. Los pequeños cristales también decoran los cuellos de los smoking, los guantes y los zapatos. Las piezas de cuero negras se personalizan con cadenetas y pequeñas tachuelas doradas.

El británico John Richmond propone una "elegancia con actitud Rock'n'Roll", pero en colores naturales: marrón, gris, topo y burdeos. La cazadora motera se reconvierte con el clásico tejido de pata de gallo, la parka es de lana ultra suave y la chaqueta de caza se sobredimensiona. Según Richmond no se sale sin sombrero de estilo Pete Doherty o la gorra de lana. La 'bómber' de cuadros escoceses rojos y negros se customiza con prendas de cuero. Para el fin de semana se llevan grandes prendas de lana azul marino que costará meter en la maleta. Para los looks más formales, los trajes combinan los cuadors escoceses y las rayas con discrección. Para la noche, una vuelta al rock, eligiendo entre camisa o chaqueta de seda negra con motivos de esqueletos y calaveras: un cráneo por ahí, una tibia por allá, asegurándose el no pasar desapercibido.

Moschino Moschino también rompe con "la tradición de la icónica calle londinense Savile Row, que se reinterpreta y acentúa": los sombreros son de lana, los paraguas se quedan cerrados y los colores estallan. El pantalón en terciopelo o cachemir está disponible en rojo, amarillo y rosa flúor. Los graffitis estampan los trajes con las costuras a la vista. "El clasicismo y el rock se unen para crear una Moschino Savile Rock".

Por último, Etro ha recreado un ambiente más místico con un desfile que ha llamado "El gran vuelo: de lo cotidiano al mito". La marca ha elegido "refundir los elementos tradicionales del vesturario masculino". Las plumas de colores suntuosos abarcan corbatas, bolsillos, zapatos y sombreros. Etro libera el color con una chaqueta en terciopelo rojo-anaranjado sobre jersey naranjay con pantalón a cuadros amarillos y naranjas. El resto de colores son el azul, el gris y el verde esmeralda.

Publicidad