Celebrities » Especiales » Pasarelas » Madrid Fashion Week

MADRID FASHION WEEK

El toque 'folk' de El Colmillo de Morsa y los años 20 de David del Rio

David del Río ha alegrado la jornada con una rica colección en la que las piedras semipreciosas han tenido un protagonismo muy especial. Mucho más sobria ha sido El Colmillo de Morsa, formada por Jordi Espino y Elisabet Vallecillo, con un colección 'made in Spain'.

Publicidad

En la primera ocasión en que acude a la cita madrileña, el diseñador gallego ha querido dar rienda suelta a su sueño y presentar piezas únicas que llevan detrás muchas horas de trabajo, como el vestido verde con el que inició el desfile con diecisiete camelias cada una de ellas formada por mil perlas. "La colección está inspirada en los años veinte en Estados Unidos, en el cine y en sus personajes, desde el Gran Gastby hasta el cómico de cine mudo Harol Lloyd", comentó el diseñador de 37 años.

La imagen de Lloyd y sus iniciales las ha llevado a camisetas, bolsos e incluso a una chaqueta tipo torera confeccionada por entero con piedras preciosas. "Las mujeres de mi colección visten con siluetas muy femeninas, de líneas sueltas y vestidos tipo camisero largos. En cuanto a los hombres, la sastrería es clásica pero se mezcla con prendas muy andróginas.

Algunas están creadas para mujer y al fin se han desarrollado en hombre", comentó el diseñador que ha optado por el color y que sacó unos abrigos realizados con alfombras antiguas de petit-point forrados en piel.

El Colmillo de Morsa
Mucho más sobria es la colección de sus compañeros de desfile, El Colmillo de Morsa, firma formada por Jordi Espino y Elisabet Vallecillo que por segunda vez presentaron sus propuestas en Madrid.

Esta experiencia se refleja en "Caminos de Nopal", colección madura inspirada en los paisajes que se contemplan durante un viaje y que se plasman en estampados orgánicos de piedras o cactus. Una de las características de esta pareja de diseñadores es que toda la colección es "made in spain". Telas, zapatos, botones, accesorios, confección, collares hechos a mano con conchas de mar, todo es propio y se ha hecho en España.

Las mujeres de El Colmillo de Morsa son elegantes y femeninas y visten líneas suaves y amplias, mientras que en la colección de hombre, muy definida, hacen una revisión acertada de la clásica trenca.

Publicidad