Los estampados de motivos florales en suaves tonos pasteles sobre raso se basan en la inspiraciçon de pintores con predominancia del verde sin olvidar colores tierra, beige y crudos. Ruiz no deja de lado las fomas femeninas a pesar de que las siluetas son generosas, amplias con gran cantidad de tejido para convertir a la mujer en una Virgen de Rossetti en la época actual. La diseñadora ha recurrido al patchwork para las aplicaciones de flores artificiales en mangas, escote, cuello y cintura.