Celebrities » Especiales » Pasarelas » Madrid Fashion Week

EL EGO | CIBELES MADRID FASHION WEEK

El arte inspira a Shen Li y Beba's Closet

Shen Li, diseñador taiwanés, se ha inspirado en la obra del pintor español, Francisco de Zurbarán. Por su parte, Beba's Closet utiliza la exposición del escultor Louise Bourgeois en la Tate Modern de Londres para argumentar su colección.

Publicidad

antena3.com | Madrid
| 20.09.2011 14:49

'HaciaZurbarán' es el nombre de la colección de Shen Li que utiliza colores fríos que van del gris al amarillo. El volumen de los tops y fladas se consigue gracias a los pliegues estructurados en la combinación de piezas de denim y cuero de napa. Además de estos tejidos aparecen el lino, el algodón, tul, puntos jersey con efecto terciopelo y chiffon. Los cortes de las faldas van del recto un palmo por encima de la rodilla a las faldas lápiz, más largas por detrás que por delante.

Los vestidos largos en tejidos más ligeros no se ciñen al cuerpo salvo en algunos casos en los que el diseñador superpone ajustadas faldas de napa. En el resto de los casos estas prendas son casi monacales.

Beba's Closet ha dividido el desfile en tres partes, cuya transición se produce gracias al color, el tejido y las diferentes siluetas. Con estos cambios belén barbero quiere representar la transiión personal desde la pérdida a la recuperación y la esperanza. Comienza con el negro para pasar sutilmente al color que llega a los tonos más ácidos para terminar en el blanco.

En la primera parte, las prendas más lenceras y trasnparentes incorporan detalles de encajes en hombros, mangas y bajos de los pantalones anchos y estampados en el interior de los bolsillos. La seda languidece sobre el cuerpo marcando las siluetas naturales.

Con el color aparecen también nuevas siluetas conseguidas con el volumen de tejidos más firmes como las organzas o los brocados, sin dejar de lado la gasa y la seda. Vestidos cortos y rectos, corte tulipán y faldas globo. Los colores van pasando de los lilas a los verdes, amarillos y mandarinas más ácidos con sutiles estampados. El coral intenso liso es para un vestido largo, camisero y abotonado en el frente hasta la rodilla que multiplica su volumen gracias a una semi cola.

Un modelo parecido lo encontramos en la parte final del desfile cuando el blanco ilumina la psarela. En este caso, los vestidos cortos adquieren formas acampanadas. Una constante del desfile está en los detalles: encajes, pasamanería, plisados a modo de cola, fruncidos en los bajos de las faldas.

El colofón lo pone laa novia que por la forma del velo recuerda a una caperucita "blanca". El vestido largo palabra de honor con escote de corazón y falda de corte acampanado viste a una novia que lleva en lugar de velo una larguísima capa de tul con topos bordados en el mismo tono y capucha.

Publicidad