Sin duda, después de esta imagen, a Kate Middleton le van a pedir que haga tortitas hasta por la calle. Todo sucedió en un acto oficial en Irlanda, hasta donde acudieron Kate y su prometido, Guillermo de Inglaterra para presidir un evento caritativo de la Northern Ireland Cancer Fund for Children, una fundación que lucha contra el cáncer infantil.

Hasta allí habían acudido a verles vecinos, curiosos y turistas que no querían perderse a la dulce pareja, pero lo que nadie se esperaba es que de buenas a primeras, Kate cogiera una sartén y se pusisera a darle la vuelta a las tortillas allí, en plena calle.

Desde luego, Middleton dejó bien claro que en la cocina no hay quién le gane y que sabe manejarse estupendamente... ¿Habrá practicado de cara a su futuro matrimonio?